CIENCIAS NATURALES
CIENCIAS SOCIALES
ECONOMÍA
EDUCACIÓN FÍSICA
55 artículos

Agresión a la ozonosfera

Degradación producida por efecto de diversos factores contaminantes sobre la capa de ozono. El oxígeno es un elemento fundamental para la vida, ya que gracias a él pueden tener lugar las reacciones de oxidación que originan la energía necesaria para los procesos vitales. Se presenta en dos estados alotrópicos: el oxígeno molecular y el ozono. El oxígeno molecular, O2, es el oxígeno presente en el aire y es el empleado por los seres vivos para su respiración. Resulta, por tanto, un ingrediente indispensable para diversas reacciones metabólicas. El ozono, O3, está constituido por la unión de tres átomos de oxígeno. Ya en 1785, el holandés Van Marum observó que el oxígeno sometido a la acción de descargas eléctricas poseía un olor especial y era capaz de empañar el mercurio. Este hecho, también comprobado por Cruikshank en 1801 con el oxígeno preparado por electrólisis, sólo fue explicado por el alemán Schoenbein, al reconocer en 1840 que el mencionado olor característico se debía a...

Agujero de ozono

Disminución de la concentración de ozono sobre la Antártida detectada en el año 1985, fenómeno que tiene una especial incidencia entre los meses de septiembre y diciembre, durante la denominada primavera antártica. Desde entonces la desaparición del ozono en dicho lugar se ha vuelto cada vez más acusada, al mismo tiempo que una disminución semejante, si bien de menores proporciones, ha sido encontrada también sobre el polo norte. El fenómeno reviste una notable gravedad, puesto que el ozono es responsable de filtrar la radiación ultravioleta procedente del Sol, radiación que si alcanzara en su totalidad la superficie terrestre, ocasionaría graves daños a las formas de vida que en ella habitan. Se estima, por ejemplo, que un adelgazamiento de un 10% de la ozonosfera podría conllevar un incremento de un 25% en el número de afectados por cáncer de piel. El fenómeno es conocido popularmente como "agujero de ozono", si bien debe señalarse que tal denominación resulta equívoca. Lo que...

Aire

El aire es la mezcla de gases transparente, inodora, incolora e insípida que rodea la Tierra. Se trata del material del que la atmósfera terrestre se encuentra formada. El 99% de su composición está constituido por nitrógeno y oxígeno. De estos dos gases, el nitrógeno, que se halla presente en un porcentaje mayor, es un gas estable y resulta inerte para los seres vivos. El oxígeno, presente en un 21%, es el que cuenta con una verdadera importancia. Este gas resulta fundamental para la respiración de los seres vivos. Es, por tanto, indispensable para la vida. No obstante, el oxígeno también depende de los seres vivos. Una de sus fuentes de producción es el proceso de fotosíntesis que realizan los vegetales, los cuales toman de la atmósfera luz solar, agua y dióxido de carbono, y vierten en ella oxígeno a modo de desecho. El 1% restante de la composición del aire está integrado por otros gases, agua −en estado sólido, líquido y gaseoso− y partículas sólidas en suspensión, que pueden...

Alisios

Vientos planetarios predominantes entre los dominios de altas presiones subtropicales y de bajas presiones ecuatoriales o, lo que es lo mismo, en la franja comprendida entre los 30 grados de latitud norte y los 30 grados de latitud sur. Cuando el aire situado sobre el ecuador se calienta por efecto de la radiación solar, asciende. Una vez que alcanza cierta altura, comienza a avanzar hacia los polos, a la vez que experimenta una desviación hacia el este. Tal desviación es consecuencia del efecto Coriolis. A medida que el viento pasa por zonas donde la velocidad tangencial del planeta es cada vez menor que la suya, tiende a adelantarse al movimiento de rotación y a circular hacia el noreste en el hemisferio norte y hacia el sureste en el hemisferio sur. Estos vientos que circulan hacia el este son los contraalisios. Una vez que se alcanzan los 30 grados de latitud, el aire se enfría lo suficiente como para ascender y comenzar su regreso hacia el ecuador. En este caso, el viento...

Anticiclón

Los anticiclones son grandes masas de aire en las que predominan las altas presiones atmosféricas. Mientras que las borrascas son causa de tiempo revuelto, los anticiclones se asocian con un tiempo estable y cielos despejados. El tiempo característico de los anticiclones viene determinado por un aumento de la temperatura y un descenso de los niveles de humedad dentro de su área de acción. Disminuye la nubosidad y los vientos son apacibles y pueden llegar a desaparecer. En el hemisferio norte, el sentido de giro del viento determina que al este del anticiclón el aire se mueva de norte a sur y sea, por lo general, fresco; por el contrario, al oeste el aire es cálido y se desplaza de sur a norte. Un anticiclón puede poseer un núcleo frío o cálido. En el hemisferio norte, el viento que producen gira en el sentido de las agujas del reloj, mientras que en el hemisferio sur lo hace en el sentido contrario. Los anticiclones de núcleo frío se forman a partir de masas de aire a baja...

Atmósfera

La atmósfera es la envoltura gaseosa que envuelve a la Tierra. Otros planetas también cuentan con atmósfera, si bien la terrestre se diferencia en varios aspectos esenciales. El primero de ellos es su composición. La atmósfera terrestre está formada mayoritariamente por nitrógeno, gas que representa el 78% del total. El segundo gas más abundante, con el 21%, es el oxígeno, crucial para que haya logrado desarrollarse la vida en el planeta. Además de estos dos componentes, también figuran, en cantidad mucho menor, los gases nobles, el hidrógeno y el dióxido de carbono. La atmósfera incluye también una significativa cantidad de agua, casi toda en forma de vapor. En otros planetas la atmósfera apenas tiene oxígeno, y está formada principalmente por dióxido de carbono, hidrógeno o incluso metano. El espesor de la atmósfera terrestre se estima en 500 km, aunque su límite superior no se encuentra bien definido. A alturas mucho mayores, de hasta 2.000 km, todavía pueden hallarse rastros...

Borrasca

Las borrascas son zonas de la atmósfera caracterizadas por sus bajas presiones. Se conocen también como dominios de bajas presiones. Los vientos que generan giran en el sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido horario en el sur. Habitualmente se desplazan de oeste a este, o bien de oeste a nordeste, y son fuente de precipitaciones. En los mapas meteorológicos se representan mediante una B. Para que se produzca una borrasca ha de existir una divergencia de aire a gran altura. Es decir, el aire debe desplazarse desde una zona dada de la troposfera. Si al mismo tiempo no existe en un nivel más bajo de esa zona una convergencia de aire −un aporte que reemplace al inicialmente desplazado−, se producirá un vacío y, por tanto, un descenso de la presión atmosférica. En las regiones no tropicales del hemisferio norte, este fenómeno tiene lugar a lo largo de los frentes polares, en el borde de las masas de aire frío de origen polar. Al mismo tiempo que...

Cambio climático

En sentido amplio, el término cambio climático se aplica para designar la modificación continuada de las características generales de la climatología de la Tierra. Afecta, por tanto, a las condiciones de temperatura, precipitaciones, vientos, humedad, etc., del planeta. Se trata de un fenómeno consustancial a la evolución terrestre, que ha determinado la diferenciación de ciclos cálidos y periodos de glaciación. No obstante, en la actualidad, el vocablo «cambio climático» hace referencia expresa a la variación de los registros meteorológicos observada desde finales del siglo XIX, y especialmente en las últimas décadas, debido al crecimiento exponencial de la actividad industrial humana. Según los estudios realizados en la actualidad, el cambio observado en la atmósfera y sus efectos sobre la evolución del clima son resultado combinado de factores naturales y de la acelerada actividad humana de industrialización y quema de combustibles fósiles. La pasada centuria se cerró con un...

Cambio climático global

Variaciones en las características generales del clima de todo el planeta. El clima en el planeta es el resultado de las interacciones de la atmósfera, los mares y océanos, los suelos y los seres vivos. Todos esos elementos establecen unas relaciones de equilibrio que gobiernan todos los aspectos climáticos existentes. En la actualidad, en el mundo científico, está muy extendida la idea de que se está verificando un cambio climático global. Se ha constatado un aumento de la temperatura media de la Tierra a lo largo de los últimos años y todo parece indicar que esa tendencia, lejos de frenarse, va en aumento. El siglo XX se ha cerrado con un incremento térmico promedio de 0,6 ºC y las previsiones para el actual, aunque con algunas discrepancias, lo cifran en un intervalo que va desde 1,5 a los 4,5 ºC. Estos cambios inducirán una respuesta correlativa en el resto de las características climáticas. El IPCC (Panel Internacional sobre Cambio Climático), organización con más de 2.500...

Ciclón extratropical

Fenómeno meteorológico asociado a bajas presiones atmosféricas, que se presenta en las zonas templadas del globo, entre el ecuador y los polos, motivo por el que también se conoce como ciclón templado o de media latitud. Estos ciclones son los responsables de nubosidad y precipitaciones en tales zonas del planeta. Para que se genere un ciclón extratropical es necesaria la presencia de un frente polar al que se enfrenta otro, en este caso cálido. Ambos frentes se desplazan en sentidos opuestos, produciéndose una cizalladura entre ambos; es decir, el viento circula paralelamente a la superficie de contacto entre los frentes. Sin embargo, cuando en dicha superficie aparece alguna perturbación, por ejemplo una variación en la topografía del terreno o una deficiencia en la circulación convectiva (de aire caliente y frío), se forma una onda en los frentes, en la cual la presión atmosférica desciende. El viento deja de circular de modo paralelo a los frentes y comienza a girar en torno a...

Ciclón subtropical

Fenómeno atmosférico asociado a un dominio de bajas presiones y que comparte características tanto con los ciclones tropicales como con los extratropicales. Su ámbito de aparición es muy amplio, desde el ecuador hasta los 50 grados de latitud. La máxima velocidad que puede alcanzar un ciclón subtropical es de unos 117 km/h; es decir, la mínima de un huracán. También se diferencia de éste en que puede aparecer en épocas del año alejadas de los meses de agosto y septiembre, fechas habituales en el hemisferio norte para la formación de huracanes. En el tipo más frecuente de ciclones subtropicales, los vientos actúan en un radio de unos 160 km alrededor del núcleo. Esto quiere decir que la zona de vientos máximos es más amplia que en los ciclones tropicales. El segundo tipo de ciclones subtropicales posee un radio total próximo a los 160 km, si bien la zona de vientos máximos sólo alcanza 50 km alrededor del núcleo. Su vida acostumbra a ser breve. Hasta el año 2006, estos ciclones se...

Ciclón tropical

Fenómeno atmosférico consecuencia de una perturbación en la circulación del aire, que conduce a la aparición de un dominio de bajas presiones rodeado por un sistema de vientos. En el hemisferio norte este viento gira en el sentido de las agujas de un reloj, mientras que en el hemisferio sur lo hace en el sentido antihorario. Los dominios tropicales son, a causa de sus condiciones meteorológicas y las alteraciones climáticas presentes, los lugares más idóneos para que se den los ciclones. A diferencia de los producidos a mayores latitudes, como los ciclones extratropicales, los tropicales no poseen dominios fríos. Se alimentan en su lugar del calor y la humedad desprendidos por el océano, lo que los convierte en sistemas de núcleo cálido. Los ciclones acostumbran a ir acompañados de fuertes vientos y precipitaciones, además de ser causantes de violentas marejadas en las zonas costeras. Dependiendo de la velocidad que alcance el viento se diferencian los siguientes tipos de ciclón...

Circulación atmosférica

Movimiento a gran escala del aire que compone la atmósfera y que es responsable de la distribución y regulación de la temperatura terrestre. La atmósfera terrestre se calienta por efecto de la radiación solar. El aire caliente, menos denso, tiende a ascender; mientras que el aire frío, más denso, baja. Este proceso es conocido como convección. El hecho de que unas zonas de la atmósfera se calienten más que otras viene dado por el diferente ángulo de inclinación con que los rayos solares alcanzan nuestro planeta. En el ecuador, la radiación cae de modo prácticamente perpendicular, por lo que el calentamiento es máximo. Al contrario, en los polos los rayos de Sol alcanzan la atmósfera de modo casi tangencial, y en consecuencia el calentamiento es mínimo. Si tuviésemos un horno en el que sólo se calentara la pared posterior, mientras que la anterior permaneciera fría, lo que ocurriría en su interior es que el aire en contacto con la pared caliente ascendería, mientras que el que está...

Contaminación

Del latín contaminatio. Desde un punto de vista genérico, se considera contaminación la incorporación de cualquier tipo de sustancia o forma de energía a un medio en el que puede generar daños o desequilibrios. Así, cuando un cultivo microbiano entra en contacto con agentes externos ajenos a la finalidad para la que ha sido preparado, se dice que ha resultado contaminado. Sin embargo, el término contaminación hace referencia en esencia al conjunto de procesos de entrada de agentes físicos, químicos o biológicos nocivos en el medio terrestre, aéreo o acuático, que conforman lo que se conoce como contaminación ambiental. Los tipos de contaminación varían dependiendo de los criterios de ordenación. Pueden distinguirse, por ejemplo, la contaminación atmosférica, hídrica o terrestre, en virtud de cuál sea el medio afectado. También se diferencian tipos de contaminación según cuál sea la extensión del agente contaminante. Se dan formas de contaminación difusa, en las que el...

Contaminación atmosférica

Liberación artificial a la atmósfera de sustancias o energía que son susceptibles de causar efectos nocivos sobre los seres vivos o el medio. Las emisiones de gases y partículas derivadas de la quema de los combustibles fósiles, principalmente el petróleo y el carbón, son las causantes principales de la contaminación atmosférica. El importante aumento de emisiones, parejo al desarrollo industrial del siglo XX, además de su especial concentración en ciertas zonas geográficas, supera la capacidad que posee la atmósfera para renovarse mediante la circulación, así como la de las plantas para reponer el contenido de oxígeno del aire. Una vez en la atmósfera, los contaminantes son dispersados tanto horizontal como verticalmente por las corrientes de aire. De este modo pueden llegar a lugares muy lejanos de los puntos de emisión. La medida en que se produce la dispersión viene dada en primer lugar por las características del agente contaminante: su composición, su concentración y la...

Contaminación hídrica

Además de las sales y gases disueltos y los sólidos en suspensión, que de forma natural se encuentran en el agua, a menudo aparecen también en su composición sustancias de origen artificial que afectan negativamente a su calidad y que son las causantes de la contaminación hídrica. El término calidad aplicado al agua valora las características fisicoquímicas y biológicas de este compuesto para un fin determinado. No se trata, por tanto, de un concepto absoluto, sino relativo a cada caso. Un tipo de agua válido para determinado proceso industrial puede no serlo para el consumo humano. Teóricamente, las sustancias que afectan a la calidad del agua pueden ser naturales o artificiales, es decir, originadas por la actividad del hombre. En la práctica, son estas últimas las que poseen una mayor gravedad. El indebido tratamiento de los residuos industriales, la expansión de las zonas urbanas y el uso de insecticidas y fertilizantes en la actividad agrícola, entre otras muchas acciones...

Corriente de aire

Desplazamiento vertical del aire que compone la atmósfera debido a variaciones locales de la presión atmosférica. La desigual distribución de energía en la atmósfera terrestre, causada por un calentamiento no uniforme de la misma, provoca variaciones de la presión, que a su vez causan que el aire se desplace. Básicamente, el aire transita desde las zonas de alta presión hacia las de baja presión. Si su movimiento tiene lugar en una dirección predominantemente horizontal se habla de viento. Si por el contrario el movimiento tiende a ser vertical, la denominación correcta es corriente atmosférica. Atendiendo a los efectos mecánicos del viento, puede diferenciarse entre vientos convergentes y divergentes. Los primeros son los que tienden a acumularse en determinadas zonas de la atmósfera, por ejemplo por confluencia de varias masas de aire. Los vientos divergentes son los que, por el contrario, escapan de ciertas zonas. Pero el criterio más habitual para clasificar los vientos es el...

Depresión tropical

Viento en un ciclón tropical cuya velocidad no supera los 62 km/h. Se trata de un sistema de bajas presiones acompañado de una densa nubosidad y fuertes tormentas. Sin embargo, a diferencia de los ciclones tropicales de intensidad superior (tormentas tropicales y huracanes), carece de ojo, esa reducida zona de calma ubicada en el centro del sistema donde el viento desaparece y el cielo se presenta despejado.

Dióxido de carbono

Gas incoloro también conocido como anhídrido carbónico. Cada una de sus moléculas contiene dos átomos de oxígeno y uno de carbono; se trata de moléculas lineales y no polares. Su fórmula química es CO2. El dióxido de carbono es un gas abundante en nuestro planeta. Son muchos los organismos vivos, entre ellos los seres humanos, que lo emiten durante su proceso de respiración: se inhala oxígeno y se exhala dióxido de carbono. Por otra parte, sus usos en la industria resultan muy diversos. Se emplea como gas refrigerante en los sistemas frigoríficos, como agente extintor de fuego y para dotar de efervescencia a las bebidas. El dióxido de carbono presente en la atmósfera terrestre cumple un papel importante, en tanto que ayuda a controlar la temperatura del planeta. Sin embargo, durante las últimas décadas, el aumento de las emisiones de dióxido de carbono, a consecuencia del consumo de combustibles fósiles, ha llevado a la aparición del problema conocido como efecto invernadero. El...

Ecología y medio ambiente

La Ecología es la parte de la Biología que estudia las interrelaciones entre los seres vivos y el medio ambiente que les rodea. Etimológicamente, el término proviene de las palabras griegas “oikos” = casa y “logos” = tratado y fue usado por vez primera, en el siglo XIX, por el naturalista alemán Ernst Haeckel. A lo largo del tiempo se ha definido esta ciencia de formas diversas, las cuales han sido más o menos acertadas. Hoy día, la Ecología es considerada como la biología de los ecosistemas que estudia las relaciones del clima, de los elementos y de los compuestos químicos con los seres vivos y de éstos entre sí, como procesos de intercambio de materia y energías o como sustitución de unos individuos por otros. En consecuencia, es una ciencia multidisciplinar, que para su desarrollo precisa de otras ramas de la Biología y, además, de la Geología, de la Meteorología, de la Climatología, de la Geografía, de las Matemáticas, de la Química y de la Física. Dentro de ella, se...